24.8.12

Telar - Proceso Tejido En Telar

Publicado Por EquipoJC on 24.8.12  | Comentarios

Medición de la urdiembre
La longitud de la urdimbre: Colocadas las bobinas y pasados los hilos por los aros del guiahilo se toman las medidas en el urdidor para saber en qué listón se debe empezar a urdir y cuántas vueltas habrán de darse en el urdidor. La longitud de la urdimbre se calcula a base de la longitud total de los tejidos proyectados incluidos dobladillos u otros acabados. A la longitud del tejido hay que añadir un 10% debido al encogimiento de la urdimbre originada por la trama. Añadimos además 50cm para el final de la urdimbre que no pueda ser tejida y 10 cm para el anudado de la urdimbre.

Proceso de medición de la urdiembre: Si la longitud de la urdimbre es de 12,70 m resultarían 4 vueltas en un urdidor de 3 m de perímetro, más 70 cm que nos da la distancia en la percha de la cruz. Una forma de calcular fácilmente el punto correcto para empezar a urdir es la siguiente: cortar un cordón con la medida correspondiente a la longitud de la urdimbre más 10 cm, fijar el cabo en la última clavija de la cruz y hacer girar el urdidor mientras el cordón sube en espiral. El listón más cercano al final del cordón es el indicado para el principio de la urdimbre y allí se coloca el palito fijador.
Técnicas de Urdimbre : Selección de Hilos para Urdir
Con la misma fibra en la urdiembre y en la trama:
  • Lino en la urdiembre y en la trama (lienzos finos y ordinarios): Prendas de vestir, accesorios para la mesa, colchas.
  • Lana en la urdiembre y en la trama (paños y tejidos de lana ordinaria): Prendas de vestir, abrigos, alforjas, mantas de cama)
  • Seda en la urdiembre y en la trama: Prendas de vestir, pañuelos, cintas.
Con distinta fibra en la urdiembre y en la trama:
  • Lino en la urdiembre y lana en la trama: Mantas, alforjas, colchas.
  • Algodón en la urdiembre y lana en la trama: Mantas, alforjas, colchas
  • Algodón en la urdiembre y tiras de trapo en la trama: Alfombras, colchas, fundas de coches.
  • Algodón en la urdiembre, lana en la trama y algodón en la entretrama (tejidos decorativos con técnicas de dibujo brochado): Mantas, colchas, cojines, alfombras.
Número de hilos
El número de hilos para la urdimbre se consigue de la forma siguiente se multiplican los centímetros del ancho de la urdimbre en el peine por el número de hilos por centímetro (=
pall/cm x hilos/pall), y se añade a la suma el número de hilos extras para los orillos.

Tensión de la urdimbre
Cuando la urdimbre se haya remetido por los lizos y el peine se anudarán los hilos al paloatador quedando así tensados
Técnicas de Traslado de la Urdiembre al Telar
Manejo de enrollado

Llegada esta fase, precisamos la colaboración de otra persona, pues en el enrollado participan dos o más. Mientras una efectúa el enrollado propiamente dicho, la otra mantiene tensa la urdimbre.
Previamente, es preciso ajustar la cuerda hasta que las lazadas tengan idéntica longitud.
Se puede mantener la urdimbre bien detrás, bien delante del telar. En el primer caso, después de sacar algunos eslabones de la cadena, se deja correr la urdimbre sobre el antepecho para hacerla salir por encima del guíatela y recogerla finalmente por debajo del plegador de urdimbre (en la parte posterior del telar).
Si la urdimbre se mantiene delante del telar, se pasa sobre el antepecho y continúa por encima del guíatela dándole la vuelta para salir finalmente por debajo de éste. Este sistema facilita la tensión de la urdimbre al pasar ésta por más puntos, pero el primer sistema sigue siendo el más utilizado. En ambos casos la persona que tensa la urdimbre debe echarse lo más hacia atrás posible (puede hacerlo sentado en una silla o en el suelo apoyando los pies en el telar para hacer palanca).
Al iniciar el enrollado, se sueltan los anudados de la cadena que impidan que la urdimbre se
extienda en todo su ancho. Los hilos de la urdimbre pueden parecemos muy enredados pero suelen ordenarse golpeándolos ligeramente con la palma de la mano.
Se coge fuertemente la urdimbre con una mano mientras los dedos de la otra separan la urdimbre. La urdimbre nunca debe deslizarse entre las manos, sino que avanzan éstas con la urdimbre tanto como sea posible y se detiene el enrollado cuando se precise agarrar la urdimbre más atrás. Debe observarse en cada nueva etapa que, tanto por encima como por debajo de la urdimbre, no queden hilos flojos ni sueltos; si los hubiera, no deben tensarse por separado estos hilos flojos, pues se alargarían más y más y se enredaría aún más la urdimbre, sino que, por el contrario, deben recogerse tales hilos junto a los demás o bien tensar la urdimbre separada en grupos que se unirán una vez ordenados.
Sólo cuando resulta ineficaz el método indicado se peina con suavidad la urdimbre en grupos,con un cepillo; esto es aconsejable tan sólo en casos extremos, pues si bien es  cierto que ayuda a ordenar los hilos también lo es que quedarán más desordenados a partir del punto en que la urdimbre se cierra con la mano, siendo necesario repetir la operación una y otra vez a lo largo de todo el enrollado.
Lo más importante en el enrollado es mantener la urdimbre tensada de forma continua y regular. La mayoría de las urdimbres se tensan al máximo, especialmente las de lino. Las urdimbres de menos de 1 m de anchura puede manejarlas bien una sola persona, pero si la anchura sobrepasa esta medida se divide la urdimbre por el número de personas que sean
necesarias y cada una de ellas se encarga de un grupo; es aconsejable que los participantes
cambien de lugar de vez en cuando para evitar que la urdimbre se tense de manera irregular. La persona que dirige el enrollado ocupándose del volante controlará con la mano que la urdimbre mantenga siempre su calidad de tensión y que el batán permanezca en su sitio.
También deslizará las varillas de la cruz hacia atrás, impidiendo que lleguen al guiahilo, y vigilará por si se rompe algún hilo.
Manejo del medio Peine
El remetido por peine se realiza dentro del telar, en el mismo sitio en que se efectuó el enhebrado de los lizos, y una vez terminado, se coloca el peine en el batán. Durante el remetido se cuelga el peine de los portalizos con cordones de modo que quede horizontal y por delante de los lizos. Es preciso calcular dónde habrá de iniciarse el remetido: se toma el ancho total del peine, se descuenta de él el ancho de urdimbre (igual al ancho en el peine indicado en el proyecto) y se divide por dos el resultado; la cifra final indicará los centímetros sobrantes del extremo derecho y, por tanto, dónde iniciar el remetido. Éste se realiza de derecha a izquierda. Se coge el primer grupo de hilos, se tira de los cabos para deshacer la lazada y se mantienen los hilos en la mano izquierda, tensándolos para apreciar claramente el orden en que vienen los hilos de las mallas. Para pasar los hilos se introduce el pasapeine por debajo del peine, se colocan en aquél el número de hilos indicado y retirándolo, saldrán los hilos por debajo del peine.
Cuando se haya pasado un grupo de hilos se anudan nuevamente con la misma lazada. Es necesario controlar a menudo el remetido, a pesar de lo cual no es extraño equivocarse y dejar palletas libres o hacer pasadas dobles, sobre todo cuando el peine es muy tupido, por lo que no vendrá mal contar con la ayuda de otra persona.
Cuando el remetido se realiza entre dos personas, el peine se coloca sobre los portalizos, entre sus ranuras, donde quedará ligeramente inclinado. La persona encargada de pasar los hilos por el peine se encuentra detrás del telar, mientras la otra, frente a los lizos, se preocupa de buscar y colocar los hilos en el pasapeine; al hacerlo así, los hilos pasan a la parte posterior del telar por lo que se dará la vuelta al peine antes de encajarlo en el batán.

Técnicas de Corte y Amarre
El atado se hace utilizando uno de los nudos siguientes:
A) Se reparte un grupo de hilos en dos partes cogiendo la parte izquierda por encima del palo atador.
Se hace un nudo normal por delante del palo y se pone el pulgar derecho encima del nudo, se dirigen ahora los hilos de la mano izquierda hacia la derecha pasándolos por debajo de los otros hilos para, finalmente, tirar y fijarlos por debajo del nudo.
B) Se coge un grupo de hilos y se los coloca encima del palo, se reparten los hilos en dos partes y, pasándolos por debajo del palo, se saca una parte por cada lado del haz, para hacer un nudo bien apretado encima de éste.
Fuente: Guía del Estudiante
Centro de Servicios para la Capacitación Laboral y el Desarrollo

Etiqueta :

0 comentarios:

© 2013 Telares Cachicadán. JC Cachicadán Cachicadán
Cachicadán.Blogger.
back to top