11.10.19

thumbnail

Telar Pocket

Posteado por EquipoJC  | No comments

Telar completamente nuevo, en forma de peine y muy pequeño, con lo cual es mucho más práctico y manuable que los convencionales.
Para cada uno de los trabajos desarrollados (pantuflas, mantas, carteras, manoplas, gorritas, cuellos y bufandas, entre otros). Este telar, liviano y fácil de trasladar, consta de una sola pieza de material plástico, en la cual se intercalan dientes angostos y anchos, donde se enhebran los puntos que serán tejidos. 


Estructura del Telar 

1. Antes de comenzar a trabajar, observar bien el telar y tomarlo por el frente del mismo (identificado con la leyenda PLASTIUTIL) mirando hacia uno. 
2. El telar posee dos hileras de dientes de diferentes tamaños. Los dientes mayores están ubicados sobre el frente. 
3. Los dientes menores están ubicados hacia atrás. 

Enhebrado de los Puntos 
Los puntos siempre se colocan de derecha a izquierda

1. Comenzar tomando la hebra y sujetando un extremo con el pulgar de la mano izquierda en el frente del pocket.
2. Con la mano derecha tomar la hebra de trabajo y pasarla por detrás del primer diente menor. 

3. Enlazar el diente mayor en forma de "e", en el sentido contrario a las agujas del reloj, siempre pasando por detrás del diente menor y enganchándolo en el centro del primer diente mayor.
4. Continuar de la misma manera haciendo la "e" cada vez. 
5. El enhebrado finaliza en el último diente mayor, y quedan libres el último diente menor y el del comienzo del telar. 

Una vez enhebrados los puntos, acomodarlos y bajarlos un poco para poder empezar a tejer, dándole espacio a los puntos que se colocaran a continuación. Ahora todo está listo para empezar a tejer la primera hilera.  


LeerMás»

2.6.19

thumbnail

En el Telar Guía para el tejedor contemporáneo

Posteado por EquipoJC  | No comments

El telar es el elemento fundamental del proceso de tisaje; es la estructura que tensa y sujeta los hilos que enmarcarán nuestra labor (también conocidos como urdimbre), manteniéndolos organizados y con la tensión adecuada mientras entrecruzamos con ellos otro hilo (llamado trama). Así se va creando el tejido final. Finalizada la labor, la pieza resultante suele desmontarse del telar para exhibirse por separado. Por tanto, el telar es una herramienta que se utiliza para tejer pero que no necesariamente permanece integrada en el producto final.

Existen muchos tipos de telares, desde los sencillos telares de bastidor hasta los complejos telares de suelo. Los de bastidor, que se sujetan con la mano, son los más básicos y fácilmente disponibles. Son resistentes, portátiles y económicos, lo que los convierte en un magnífico telar de iniciación para el tejedor principiante. En este libro nos centraremos en proyectos que puedan llevarse a cabo en bastidores rectangulares o circulares, o incluso en “telares” fabricados con objetos encontrados, como ramas o cartón.

Partes del Telar:


Dientes o Estaquillas
Los dientes o estaquillas son las muescas situadas en el perímetro del bastidor que nos permiten tender el cabo de urdimbre a intervalos regulares y mantenerlo fijo mientras tejemos. La ratio entre el número de dientes y la anchura del telar determinará la densidad del tejido final.

Bastidor
El bastidor del telar es la estructura exterior rígida que mantiene la forma del tejido que estamos creando. En un telar de tipo bastidor para tapicería, el tamaño de la pieza resultante lo determinarán las dimensiones del telar. 


1. Agujas Laneras y para tapicería
Las agujas para tapicería son una parte importante del proceso de tejeduría. Las utilizamos para guiar el hilo de la trama por encima y por debajo de los cabos de la urdimbre y crear cada una de las pasadas del tejido. Las agujas de tapicería se diferencian de las agujas para coser estándar en varios detalles: son más grandes que estas, su punta es roma y, lo más importante, cuentan con un ojo de grandes dimensiones que permite enhebrar hilos más gruesos. Muchas agujas de tapicería también tienen el tramo superior doblado, lo que permite pasarlas rápidamente entre los cabos de la urdimbre. 

2. Navetas
Las navetas (o lanzaderas planas) son herramientas capaces de almacenar grandes cantidades de hilo mientras tejemos, lo que nos permitirá no tener que enhebrar constantemente la aguja de tapicería, como sucedería si trabajásemos con hebras de menor longitud.
Para devanar la naveta, envolvemos el hilo a lo largo de la misma, haciéndolo pasar entre las muescas vuelta tras vuelta hasta que la naveta esté cargada a la medida que queramos. Después, cortamos el hilo, dejando suelto un cabo largo con el que comenzamos a tejer, utilizando la naveta para entrelazarlo con la urdimbre. Para acelerar el proceso de tisaje, podemos usar la naveta combinada con una varilla de cruce (mira a la derecha).
Utilizar la naveta en lugar de una aguja nos permitirá tejer áreas más extensas con cada devanado.

3. Canillas
Las canillas también nos permiten almacenar el hilo mientras tejemos. En proyectos que requieran varios colores, cada uno irá devanado en una canilla diferente, lo que nos permitirá cambiar de color o de hilatura con facilidad. Las canillas se utilizan como las agujas o las navetas. Por regla general, las navetas se usan para cubrir grandes superficies de tejido, las canillas para tejer áreas menores y realizar puntos en bucle, y las agujas para trabajar zonas reducidas y tupidas.

4. Peines para batanar
Los peines para batanar se utilizan para apretar y distribuir uniformemente el hilo de la trama una vez completada cada pasada. Aunque también podemos utilizar los dedos para “batanar” la pasada, el peine hará que la pieza tenga un aspecto más pulcro y uniforme, y que la trama quede más compacta.

5. Varillas de cruce
Las varillas separadoras o de cruce son una herramienta que nos permite acelerar el proceso de tisaje si estamos trabajando en un proyecto principalmente formado por punto tafetán. Para utilizar la varilla, la intercalamos entre la urdimbre como si se tratase de un hilo de trama y la giramos para situarla de canto, abriendo así la calada, es decir, el espacio comprendido entre los cabos superiores e inferiores de la urdimbre. El espacio abierto resultante nos permitirá pasar rápidamente la trama a través de la urdimbre y completar una pasada completa de punto tafetán con un único movimiento. Las varillas solo abren la calada en una dirección, por lo que, para seguir tejiendo, debemos volver a abrir la calada en dirección contraria.}

6. Lizos
Como las varillas de cruce, un lizo es un instrumento que permite separar los hilos de la urdimbre para abrir la calada. La genialidad del lizo reside en sus ranuras alternas, que permiten al tejedor abrir caladas para tejer en ambas direcciones. 

Cómo fabricar una naveta
Las navetas pueden ser muy útiles para tejer áreas extensas de punto tafetán (vea la página 26). Para fabricar nuestra naveta, cortamos un pequeño rectángulo de cartón. Para un telar de tamaño estándar, yo utilizo una lanzadera de unos 1,3 cm de ancho × 20,3 cm de largo.
Para proyectos de mayor tamaño en los que vayamos a emplear fibras gruesas, como una alfombra o la bufanda , podemos cortar una naveta con una base mayor, más o menos de 10,2 cm de ancho × 25,4 cm de largo. Las muescas nos permiten devanar gran cantidad de hilo sin que la lanzadera sea demasiado grande.
LeerMás»

29.6.18

thumbnail

Telar Rectangular de 30 y 60 cm

Posteado por EquipoJC  | No comments

Base del Tejido
Al iniciar el tejido con el telar se trabajan 2 vueltas de base como a continuación indicamos, para darle mejor consistencia. 

1. Forme un nudo corredizo dejando una hebra larga, de la siguiente manera:
a) Se hace un punto y se laza otro por el centro del primero.
b) Deslice el nudo hasta el gancho y ajuste.

2. Coloque el nudo en el clavo que esta más cerca de  la orilla, deje caer la hebra larga en la abertura del telar y con el otro extremo del estambre *pase al clavo que esta enfrente, enredándolo de derecha a izquierda, continúe en el clavo de atrás enredando también de derecha a izquierda, como si formara un "8"*, repita de *a* con tensión moderada en los clavos necesarios.

3. Cuando llegue al último clavo enrede el estambre de derecha a izquierda y regrese al clavo que esta enfrente (al hacer esto no se forme el "8" y queda un solo punto en el último clavo), voltee el telar, baje un poco todos los puntos y continúe trabajando igual que en la vuelta anterior para tener 2 puntos en cada clavo, sostenga la hebra a un lado del telar con el dedo índice. 

4. Ayudándose del gancho de acero niquelado se sube el punto que quedó abajo, por encima del otro punto y del clavo para sacarlo del mismo, se inicia con el punto que se pasó en el último clavo para fijar el estambre.

5. Cuando haya sacado todos lo puntos de la primera vuelta, pase la parte de atrás del gancho cerca de los clavos para bajar los puntos que quedaron.

Como rematar

Con agujas
Saque todos los puntos de los clavos, métalos a una aguja de aluminio tomando un punto de enfrente y uno de atrás. iniciando en el lado contrario a la hebra final, después remate como el tejido de agujas y esconda la hebra entre el tejido para un mejor acabado.

Con Gancho
Inicie del lado opuesto a la hebra final y con un gancho remate tomando un punto de enfrente y un punto de atrás, pase el segundo punto por el primero tejiendo una cadena, continúe así hasta tener un solo punto, corte la hebra, pásela por el último punto para rematar y escóndala entre el tejido para un mejor acabado.

Remate de la vuelta inicial
Después de rematar la última vuelta del tejido se procede a rematar la primera vuelta de la siguiente manera: Empiece en el extremo opuesto a la g¡hebra inicial del tejido, pase el gancho por la gaza derecha de la primera cadena que se formó al iniciar el tejido después *páselo en la gaza izquierda de la siguiente cadena y pásala por el punto del gancho, pase la gaza derecha de la siguiente cadena por el punto del gancho*, repita de *a* hasta terminar en la hebra inicial, pásela por el punto que tiene en el gancho, jálela y escóndala entre el tejido.
Para facilitar este paso sugerimos que coloque una hebra en medio del telar antes de enredar la segunda vuelta de la base y amárrela, así será más fácil identificar las gazas que indicamos. 
LeerMás»

24.12.17

thumbnail

Telar Cuadrado - Zapatitos de Bebe

Posteado por EquipoJC  | No comments


¿Qué necesitas?

  • 50 g de estambre antialérgico
  • Listón de raso de color rosa, de 5 mm
  • Telar bastidor de 11 x 11 cm
  • Aguja de punta roma
  • Aguja de telar
  • Tijeras
  • Metro



Tip
No olvides, puedes hacer este diseño para tu bebé o para regalar. Si deseas, elabora uno más pequeño en el telar de 5x5 cm para utilizarlo como recuerdito.

1.Teje la trama en el telar de 11 x 11 cm según las instrucciones que encuentras en la técnica básica.
2. Haz un urdido con la puntada base. Teje otro cuadro igual.
3. Distribuye los cuadrado como aparecen en el esquema de la parte superior. Coloca uno encima del otro.
4. Une el lado 3-4 con el lado 5-6, con cualquiera de las puntadas que aparecen en la técnica básica.

5. Cose el lado 1-3 con el lado 5-7. Haz la misma puntada de pegado que hiciste en el paso anterior. 
6. Junta y cose el lado que se forma de unir las puntas 7 y 8 del cuadro, para formar la primera parte del delantero.
7. Une y cose el lado que se forma de unir las puntas 6 y 8. Haz siempre la misma puntada de pegado.
8. Voltea el zapatito por el derecho y dobla la partes de atrás hacia abajo. Amarra los zapatitos con listón de raso.


Truco estrella
Si deseas unos zapatitos con más relieve, elabora otra clase de puntada como cruz, equis y canasto, entre otras.
LeerMás»

© 2013 Telares Cachicadán. JC Cachicadán Cachicadán
Cachicadán.Blogger.
back to top